Cómo cuidar la salud mental y comenzar un proceso sanador

0
601
Cómo cuidar la salud mental y comenzar un proceso sanador

 

Si no se controlan, los problemas de salud mental pueden dificultar la vida cotidiana, el trabajo y los vínculos sociales. Especialistas indican poner atención a los estados de ánimo y buscar ayuda al primer síntoma de alerta.

 

Nuestra salud mental lo es todo. Determina nuestro estado de ánimo, nuestras perspectivas, nuestras relaciones y nuestra capacidad para afrontar la vida cotidiana. Seamos realistas: vivimos en un mundo complejo y acelerado. La buena noticia es que todos podemos hacer mucho para mantener nuestro bienestar mental.

Cualquiera puede tener problemas de salud mental en algún momento

Ninguno de nosotros es inmune a la melancolía ocasional, pero los cambios de humor a largo plazo pueden indicar algo más grave, por lo que es importante ser consciente de cómo nos sentimos. Cualquiera puede sufrir problemas de salud mental; en efecto, una de cada ocho personas se ve afectada en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud1. Eso supone casi mil millones de personas, así que si usted es una de ellas, no está sola.

La ansiedad y la depresión son las enfermedades mentales más comunes y parecen ir en aumento. En efecto, un 17,5% de la población en Chile tiene síntomas o sospecha de este tipo de problemas, según el Termómetro de la Salud Mental de mayo de 2023 elaborado por la Universidad Católica y la Asociación Chilena de Seguridad, ACHS2. Este índice supera en 2 puntos a la medición anterior, publicada en noviembre de 2022.

Causas de los problemas de salud mental

Como cualquier órgano, el cerebro puede mostrar signos de malestar en cualquier etapa de la vida, y en ello pueden influir múltiples factores. Los de tipo biológicos, como los genes o la química cerebral, son importantes.

Si tiene antecedentes familiares de problemas de salud mental, es más probable que usted esté en riesgo de tenerlos también3.  Los factores externos también entran en juego: el estrés prolongado puede afectar la salud mental, mientras que las experiencias traumáticas pueden incidir en gran medida en la química del cerebro4.

No todo está «en la cabeza»

A menudo, los cambios son tan graduales que no siempre notamos los síntomas. O bien, los ignoramos y esperamos que pasen.

“Uno de los problemas de salud mental más frecuente en nuestro medio son los trastornos del ánimo», afirma Dr. Rodolfo Philippi, psiquiatra miembro de PSIFAM y del Instituto de Psicofarmacología Aplicada.

«Los síntomas a los que hay que prestar atención incluyen cambios de humor, dificultades para gozar y disfrutar lo cotidiano o sentimientos de tristeza o vacío. Estos síntomas pueden acompañarse con cambios en el apetito, alteraciones en el sueño, como dormir más de lo habitual o mucho menos, falta de energía, dificultades de memoria, concentración o sensación de no poder desconectar. A su vez todos estos síntomas impiden realizar tareas cotidianas como ir al trabajo o al colegio generando agobio o bien un esfuerzo superior al previo para poder lograrlo».

Asimismo, puede haber síntomas físicos. «Los problemas de salud mental también pueden provocar palpitaciones, opresión en el pecho, dolores inexplicables y aumento o pérdida de peso», añade el Dr. Philippi.

Buscar ayuda es un signo de fortaleza

Si no se controlan, los problemas de salud mental pueden dificultar la vida cotidiana, el trabajo y los vínculos sociales. El efecto dominó sobre la salud física expone a las personas con problemas de salud mental a un mayor riesgo de padecer otras enfermedades crónicas, como afecciones cardiovasculares y metabólicas5. Por eso, es esencial poner atención a los estados de ánimo y buscar ayuda al primer síntoma de alerta. No obstante, a menudo las personas se avergüenzan de pedir ayuda6.

«El estigma que rodea a los síntomas de salud mental puede hacer que la gente deje de acudir a su profesional de salud», afirma la Dra. Milagro Sosa, Directora Médica de Abbott. «Existe la creencia de necesitar ayuda es signo de debilidad, pero no es así. Como cualquier enfermedad, la salud mental requiere la atención, el diagnóstico y la terapia adecuada para ayudarte a recuperar el equilibrio en tu vida.»7

Hábitos que mejoran el estado de ánimo

Sencillos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a mejorar la salud mental. «Una dieta nutritiva favorece una química cerebral sana, mientras que los alimentos azucarados y el alcohol pueden empeorar los cambios de humor, por lo que es mejor evitarlos. Es importante tener un sueño nocturno reparador en un horario adecuado” dice el Dr. Rodolfo Philippi.

El ejercicio también es una buena idea. «Las investigaciones demuestran que hacer ejercicio con regularidad puede ser beneficioso para las personas con depresión»8, afirma la Dra. Milagro Sosa. «La actividad física no sólo aleja la mente de las preocupaciones, sino que también aumenta los niveles de sustancias químicas cerebrales que levantan el ánimo y hacen sentir bien», agrega.

Eso sí, no necesita correr la maratón: pasear regularmente por el parque puede ayudarte; si puedes hacerlo con un amigo, aún mejor9. Incluso si no te apetece hablar de tus asuntos, el mero hecho de pasar tiempo con tus seres queridos puede ser revitalizante.

«Con el consejo de tu médico y el apoyo de la gente que te rodea, puedes recuperar tu bienestar mental y llevar una vida plena y gratificante», dice la especialista de Abbott.

Cuidar de tu salud mental es importante. Así que ten paciencia, sé amable contigo mismo y no tengas miedo de buscar ayuda si la necesitas.

Referencias:

  1. World Health Organization (WHO). Mental disorders. Published June 8, 2022. Accessed 19 july, 2023. https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/mental-disorders
  2. Termómetro de la Salud Mental en Chile ACHS – UC. Séptima ronda. https://www.achs.cl/docs/librariesprovider2/2023/noticias/achs-176657/Presentacion-TSM-ACHS-UC-R7.pdf
  3. NIH. Common Genetic Factors Found in 5 Mental Disorders National Institutes of Health. Published March 18, 2013. Accessed 20 july, 2023. https://www.nih.gov/news-events/nih-research-matters/common-genetic-factors-found-5-mental-disorders
  4. Bremner JD. Traumatic stress: effects on the brain. Dialogues Clin Neurosci. 2006;8(4):445-61. doi: 10.31887/DCNS.2006.8.4/jbremner
  5. Firth J et al. The Lancet Psychiatry Commission: a blueprint for protecting physical health in people with mental illness. Lancet Psychiatry. 2019 Aug;6(8):675-712. doi: 10.1016/S2215-0366(19)30132-4. Epub 2019 Jul 16. PMID: 31324560
  6. Rüsch N, Müller M, Ajdacic-Gross V, Rodgers S, Corrigan PW, Rössler W. Shame, perceived knowledge and satisfaction associated with mental health as predictors of attitude patterns towards help-seeking. Epidemiol Psychiatr Sci. 2014 Jun;23(2):177-87. doi: 10.1017/S204579601300036X
  7. World Health Organization (WHO). WHO highlights urgent need to transform mental health and mental health care. Published 17 June, 2022. Accessed 7 March, 2023
  8. Harvard Health Publishing, Harvard Medicine. Exercise is an all-natural treatment to fight depression. Published February 2, 2021. Accessed 7 March, 2023.  Slee A, Nazareth I, Freemantle N, Horsfall L. Trends in generalized anxiety disorders and symptoms in primary care: UK population-based cohort study. Br J Psychiatry. 2021 Mar;218(3):158-164. doi: 10.1192/bjp.2020.159. https://www.health.harvard.edu/mind-and-mood/exercise-is-an-all-natural-treatment-to-fight-depression
  9. Greer TL, et al. Improvements in psychosocial functioning and health-related quality of life following exercise augmentation in patients with treatment response but nonremitted major depressive disorder: Results from the TREAD study. Depression and Anxiety. 2016;33:870

Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Prensa Salud

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here