Cómo cuidar la salud ocular durante incendios forestales 

0
174
Cómo cuidar la salud ocular durante incendios forestales 

Llegado el verano, las altas temperaturas, falta de agua, acumulación de vegetales secos y acciones imprudentes de las personas ocasionan incendios forestales. Además de destruir bosques, poner en riesgo la vida de las personas y producir daños materiales, también pueden afectar la salud ocular. Un experto de Clínica Oftalmológica Providencia entrega algunas recomendaciones para cuidar los ojos en estos casos. 

Los incendios forestales pueden tener un impacto significativo en la salud ocular de las personas. El humo resultante de los incendios forestales puede contener una variedad de partículas y sustancias químicas irritantes que pueden dañar los ojos.

El humo puede irritar los ojos, causar enrojecimiento y picazón, causar ardor e irritación, y  ocasionar sequedad ocular por la evaporación de las lágrimas. En casos severos puede producirse queratitis (inflamación de las córneas) y quemaduras. Además, puede empeorar las condiciones preexistentes de los ojos, como las alergias.

Recomendaciones para cuidar los ojos del humo 

El Dr. Eusebio García, Oftalmólogo y Director Médico de Clínica Oftalmológica Providencia, entregó algunas recomendaciones para proteger la salud visual de las personas:

-Mantenerse alejado del humo tanto como sea posible.

-Usar lentes de sol si se está directamente implicado en la extinción del incendio o colaborando para evitar que se reavive, de manera de evitar el ingreso de partículas suspendidas en el aire.

-Utilizar lágrimas artificiales que ayudan a lubricar los ojos y a expulsar solo con el parpadeo cualquier cuerpo extraño que haya penetrado en el ojo (ceniza, arenilla). Esta acción produce un efecto de lavado, sin necesidad de tocar los ojos. 

-Evitar el uso de lentes de contacto, a fin de prevenir lesiones oculares durante su extracción. 

-Permanecer dentro de la casa, sobre todo si ya se tiene alguna afección ocular, como conjuntivitis alérgica, ojo seco. 

-No frotarse los ojos, porque puede empeorar el problema. 

-Lavar los ojos con agua limpia y fresca si se sienten irritados o colocar compresas frías sobre ellos.

El Dr. Eusebio García concluyó que si los síntomas oculares persisten o empeoran, es necesario buscar atención médica.

Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Prensa Salud

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here