Pirólisis: no es una solución para la contaminación

Pirólisis: no es una solución para la contaminación

 

La Florida promociona un modelo piloto de reciclaje de plásticos “Propulsión Circular” o lo que técnicamente hablando se denomina: planta de pirólisis no catalítica. Nuevas falsas soluciones en un mundo que ya no resiste mayor contaminación.

 

El viernes 19 de mayo miembros de la Alianza Basura Cero Chile participaron en el evento “Propulsión Circular” organizado por el municipio de la comuna de La Florida. En el recinto del Balneario Municipal, la empresa y el municipio tienen instalada una planta piloto de pirólisis, diseñada por la empresa Plastic2Energy, de origen mexicano. En el espacio se hizo un evento demostrativo del uso de la planta, ante unas 30 personas, en su mayoría pertenecientes a diversos municipios del país.

La pirólisis no catalítica es un proceso de aplicación de calor y presión sin oxígeno para hacer pasar al plástico de estado sólido a líquido, resultando variados subproductos de uso energético: parafina, diésel, gasolina y coque. En este caso la empresa dice producir por cada kg de plástico un litro de combustibles, compuesto por: 48% gasolina, 28% diésel, 12% keroseno, 5-8% parafina, 2% coque, y 2-3% gas metano butano.

En el lugar se hizo una demostración del proceso de pirólisis, en el que se introdujeron 50 kilos de variados plásticos triturados, además de un plumavit mojado por el mismo combustible generado por la máquina, y el uso de “limpiador poett” para que hubiera un mejor aroma, más armonioso y agradable. Luego de aproximadamente dos horas, se obtuvo la descarga de combustible de la máquina ante la mirada de los espectadores y trabajadores de cinco comunas que asistieron al lugar. En una mesa contigua estaban ordenadas por combustible las 4 muestras de subproductos que mencionan obtener a través del proceso.

El promotor de la empresa sostiene que esta es una gran solución a la problemática de la contaminación por plástico en el planeta (ofreciendo un beneficio energético), aludiendo a que la electromovilidad y el hidrógeno verde tomarán mucho tiempo, y que por lo tanto buscar combustibles de transición, es crucial. La empresa se encuentra en búsqueda de alianzas para implementar esta práctica a escalas de uso productivo y se está promocionando para su uso en calderas, las flotas vehiculares de municipios, mineras, y otras formas de uso interno; las que podrían fácilmente saltarse espacios de verificación y fiscalización de emanaciones, conocimiento de las procedencia y destino de los plásticos a utilizarse, y cumplimiento de los aspectos de seguridad e inocuidad del proceso.

En el evento demostrativo se habló desde su eventual uso en autos de carrera, mencionando: “La gasolina del proceso tendría un octanaje de 101, tendría mayor rendimiento y eficiencia según las experiencias que han realizado en México, en Chile el equipo continúa probando y obteniendo resultados tras una primera etapa”. Pasando por sus potenciales usos en clínicas y hospitales, dado que de acuerdo al promotor: “Para el caso de hospitales y clínicas, dicen ser una gran solución a la gestión actual que tienen de los plásticos actualmente, la que es incinerada”. Desde la Alianza Basura Cero Chile, nos preguntamos: ¿Habrá profesionales del área médica al tanto del daño que estas prácticas tienen en la sociedad? ¿No convendría acaso más bien evitar el uso y abuso de este material, dado el impacto que tiene su uso en nuestra salud, y la salud del planeta?

Nos parece realmente preocupante que la empresa Plastic2Energy asegure que esta tecnología viene a solucionar la tremenda problemática de los plásticos, garantizando que el proceso no contamina porque “hasta ahora el modelo piloto no ha causado una alerta ambiental en la comuna” o porque “el combustible fue utilizado en una camioneta que pasó sin problemas las emisiones en la revisión técnica” o porque el promotor “tiene videos en su casa con la máquina de cortar pasto, la que no humea ni salen olores”. Nos parece de una irresponsabilidad tremenda el venir a instalar este tipo de tecnologías sin los correspondientes estudios a largo plazo, y sin mirar el problema de una forma holística. Los aditivos tóxicos y persistentes utilizados en la producción del plástico son un hecho, volver a utilizar estos materiales para transformarlos en combustible, con la ayuda de otros aditivos más, no lo hace más limpio, ni beneficioso para el medio ambiente; muy por el contrario, si no se hace un control de emisiones estricto y un estudio del impacto a largo plazo, es la salud de las comunidades la que corre peligro de desarrollar asma, cáncer, problemas del sistema endocrino, entre otras. ¿Realmente necesitamos otra fuente de generación de contaminantes de nuestro ambiente y nuestros propios cuerpos, para solucionar el problema de la contaminación plástica?

El problema de la contaminación por plásticos no puede ser resuelto buscando soluciones que terminan contribuyendo a naturalizar y fomentar su producción. Usar el plástico como combustible no detendrá la sobreproducción de este tóxico material, muy por el contrario, puede transformarse en un incentivo para su producción. La toxicidad del plástico no desaparece en el pirólisis no catalítico, ni por otras tecnologías Waste to Energy (WtE), sino al contrario, en ese proceso muchos tóxicos (cenizas y otros subproductos del proceso incluidos) se liberan al ambiente quedando aún más disponibles para interacciones con los seres vivos, cuerpos de agua, el aire y los suelos, donde irán bioacumulándose y biomagnificándose. En la presentación se mencionó al coque como “el ollín” que queda en la máquina, en función de lo sucios que estén los plásticos a utilizarse, cómo un carbón fantástico que podría utilizarse para un asado, nos preguntamos si el promotor sería capaz de comerse un trozo de carne asado sobre brasas de este subproducto del pirólisis.

Hacemos un llamado al senado y la cámara de diputados, al gremio de la salud, a organizaciones, vecin@s y comunidades a estar atent@s a esta tecnología, que se vende por las empresas como la solución a todos nuestros problemas con el plástico, sin entregar garantías adecuadas de seguridad. Sin estudios responsables, son las comunidades las que verán las consecuencias a largo plazo.

¡Invitamos a los municipios comprometidos con la vida y la salud planetaria y a las comunidades visionarias que implementen la estrategia Basura Cero! Les dejamos el enlace para revisar nuestra Hoja de Ruta hacia Basura Cero: https://alianzabasuracero.cl/2022/06/22/hoja-de-ruta-hacia-basura-cero/

 

 

 

Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Prensa Salud

2 Comentarios

  1. No creo que lo que dices tiene demasiado sentido. La pirólisis de los plásticos es solamente devolver los plásticos al mismo estado de la materia de cual provienen. Es solamente invertir los diferentes procesos químicos desde la fase de hidrocarburos hasta la de polimerización, pero haciendo el recorrido a la inversa. Puede que no sea la solución para TODA la basura que generamos, pero para el caso de los plásticos – que son uno de los residuos más dañinos sí que lo es. Y, de paso nos quita un poco la dependencia de los carburantes obtenidos de los fósiles.

  2. Me parece que todas las opiniones son validas, Pero siempre es bueno saber quién emite los artículos haciéndose cargo de las opiniones, un elemento básico de todo periodismo responsable y que forma parte de la ética profesional de todo periodista (que hoy por hoy se encuentra en entre dicho). Este artículo podría estar hecho por la competencia de la empresa plastic2energy, y solo esta aquí para provocar miedo y rechazo a una idea que por lo que sé, seria algo bueno para las comunidades. Preferiría que exista responsabilidad para cuando se desee hacer este tipo de escritos. Ahora solo tengo dudas de este medio de información. Salud digital, por ejemplo tiene opinión acerca de la validez cientifica de las vacunas covid? o solo cuando le pagan para dar su opinión «DESINTERESADA»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here